5 DULCES TÍPICOS DE MÁLAGA Y PROVINCIAS.

 En Blog

5 DULCES TÍPICOS DE MÁLAGA Y PROVINCIAS.

Debido a las circunstancias que estamos viviendo, hay muchas cosas de las que no podemos disfrutar, pero eso no es excusa para que no podamos trasladar esas experiencias a casa.

En el blog de hoy os vamos a dar algunas ideas para que podáis cocinar en casa los postres típicos de Málaga y provincias para poder endulzaros un poco esta cuarentena.

Tortas Locas Malagueñas.

No podíamos empezar nuestra lista de dulces típicos de Málaga por otro dulce malagueño, y es que este postre es muy peculiar hasta en su nombre. Es un postre malagueño muy característico de la capital de la provincia.

Son pequeños dulces de hojaldres, huevo y glaseado con una guinda en la parte de arriba. Un poste malagueño que lleva en la ciudad desde los años 50 y que ha conseguido perdurar en el tiempo.

Yemas del Tajo.

Un dulce típico de Málaga son las yemas del Tajo, concretamente de la localidad de Ronda.

La patente de las yemas del Tajo de Ronda se registró en 1929, pero el origen de este postre típico de Málaga data del siglo XVIII.

Los ingredientes de las yemas del Tajo son huevo, almíbar y azúcar glaseada.

Tortas de Algarrobo.

Es un dulce de tradición árabe que se sigue elaborando, respetando la receta original. Se da especialmente en la zona de la Axarquía, donde se encuentra la localidad de Algarrobo, pueblo del que toma su nombre. La torta de Algarrobo, o torta de aceite, ha pasado de ser un dulce reservado para las ocasiones especiales a ser consumido en cualquier día y momento. Matalahúva, almendras crudas y vino dulce son sus principales ingredientes, así que ya puedes imaginar el resultado… Rico no, riquísimo.

Roscos carreros (Alfarnate).

“El volcán más dulce” es el lema que acompaña al tradicional rosco carrero, la receta repostera que mejor se identifica con el pueblo de Alfarnate. Su toque de anís, canela y clavo y su original forma lo convierten en uno de los dulces más singulares de la provincia de Málaga.

Pestiños (Cañete la Real).

Son unos dulces que se consumen, sobre todo, en Navidad, Cuaresma y Semana Santa, aunque con lo rico que están, bien merece la pena hacerles hueco en cualquier fecha del calendario. Su origen es árabe, como la mayoría de la repostería tradicional malagueña y es típico también de otras zonas de Andalucía y Extremadura, especialmente entre los dulces de convento.

Se trata de un dulce elaborado a base de masa frita hecha de harina y vino. El uso de matalahúva, ajonjolí y canela le dan un toque especiado singular. La cobertura tradicional es de almíbar de miel o espolvoreados de azúcar.

 

Crea tus propias recetas con materia prima de calidad. Con la disposición, técnica y los productos adecuados. No dudes en ponerte en contacto con Comercial Ramos, ofrecemos materias primas de calidad.

Publicaciones Recomendadas
Contacta con Nosotros

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt